NO niños en una boda

Aunque adorables, los niños pueden crear estragos en los entornos sociales. Cuando se trata de una boda, un lugar tradicionalmente lleno de ropa de vestir, adornos caros y comida de lujo, tener niños alrededor puede llevar a un estrés innecesario. Una boda es tu día, y se debe planificar de una manera que se adapte a ti, incluso si esto significa no incluidos niños. Una vez que decidas dejar a los niños fuera de la lista de invitados, asegúrate de seguir la etiqueta adecuada para no ofender a tus invitados adultos.

Aquí van algunos consejos que te serán de utilidad para informar a tus familiares e invitados que los niños no son bienvenidos en tu boda.

* Incluye una nota separada con tus invitaciones de boda en la que se especifica que los niños no podrán estar presentes. Muchas invitaciones de boda vienen con las tarjetas de nota a juego que puedes utilizar para este tipo de situaciones. Al escribir la nota, utiliza un tono cortés, pero firme e incluye una edad específica para los niños que no pueden acudir.

* Dirige el sobre sólo a los padres y los hijos con edad suficiente para asistir. Omite los nombres de los niños más pequeños en el sobre. Envía las invitaciones dentro de un plazo razonable. Cuanto antes los padres sepan que no pueden llevar a sus hijos, más posibilidades tienen de encontrar una niñera adecuada.

* Informa a tu familia inmediata de tu decisión de excluir a los niños y explica la razón. Por ejemplo, puedes decir que tu presupuesto simplemente no lo permite o que sientes que los niños se aburren en un evento formal. Los miembros de tu familia pueden ayudar a responder preguntas de otros parientes.

* Decide cómo manejar a los invitados enojados o decepcionados. Algunas personas pueden no querer ir a tu boda o cuestionen tu decisión. Mentalmente prepárate con una respuesta para estas personas.

* Determina quién va a responder a las preguntas de tus invitados. Tradicionalmente, la novia y el novio manejan la programación de sus propios invitados. Por ejemplo, tu prometido puede responder las preguntas o inquietudes de sus primos, mientras que tú puedes hablar con tu tía. Responde a las preguntas de los invitados sobre traer a sus hijos de la manera más concisa y educada posible. Nunca olvides que es tú boda y debes rodearte de personas que te quieren y te entienden, así que si un invitado decide no ir porque no se permiten niños, quizás no te tiene tanto afecto como pensabas.

pexels-photo-264109.jpeg

Anuncios